TICO CR

Revista Digital de Costa Rica

Historia del Gigante de Acero, el Puente Antiguo de Parrita

Patrocinadores

Historia del Gigante de Acero, el Puente Antiguo de Parrita

Su construcción fué al promediar la década de los 30, por que era menester hacer pasar el ferrocarril para el transporte del Banano.
Para muchos, desde siempre , ya el puente erguido de metal, se le veía como la monumental obra de Parrita, que otrora construyera la Cia. Bananera de C.R.- Aunque en realidad dicha estuctura lo era de puro hierro , por una connotación resaltante, se le dice en la historia como El Gigante de Acero.

Los materiales fueron traídos desde Honduras transportados por lanchones, y desde luego, por vía marítima hasta el estero de Palo Seco, para el desembarque en el muelle o atracadero de Barbudal (o Barbural) en Parrita, dónde se había contruido un muelle que servía para el embarque del banano.

Fiel testigo los es Don Sacramento Barrantes “Mento” muy conocido, que llegó a las tierras de Parrita , cuando tenía 15 años de edad lo cual mencionó ” Llegué a esta tierra en el año 1935, cuando apenas se iniciaba la siembra del banano y también la CONSTRUCCIÓN DEL PUENTE DE METAL, sobre el Río Parrita”.

En esa enorme estructura se llegó a escribir en cada una de sus vigas, línea del tren, y paso peatonales , muchas historias y anécdotas de muchos años.
Entre los episodios más sobresaliente, es que logró sobrevivir, a través del tiempo, a la Segunda Guerra Mundial , Revolución del 48, el terremoto de Parrita de 6.8 grados, la llena o inundación del 56 , y otros eventos importantes , aún manteniéndose erguido, como que si quisiera contarle a las generaciones venideras todas sus vivencias .

Luego las épocas cambiaron y con el tiempo en tren y su línea, vieron su último episodio
en la década de los 60’s para que se empezara a escribir una nueva página del Gigante de Acero , que se pavoneaba , ya convertido en paso para la incipiente industria automotriz.

En esa esa época del puente, era común que en las tardes calurosas de verano la muchachada de entonces lo utilizaba del trampolín desde la más parte desde la desde la parte más alta, para competir para el mejor clavado y ganarse la admiración de las muchachas presentes. También su paso peatonal servía de escenario para las parejas que se declaraban amor eterno.

En el auge de la aviación agrícola se lucieron diestros pilotos , que de forma temeraria , con sus avionetas a realizaban acrobacias áreas, en maniobras que paraban la respiracion de los presentes, una y otra vez pasando en vuelo rápidos por debajo del puente. Se pueden recordar entonces los pilotos Castillos, Valerin ,Cepillin, Pompi , que hasta entre ellos competían.

También el puente fue lugar para pescadores que se lucian como destacados arponeadores; a saber Beto, Romain , Cogo, Regis, Eli Duran y otros, que se ubicaban en sus bases sosteniendo el engañador de madera, que apenas lo hacían sumergir en el agua para esperar el mejor ejemplar.

El puente funcionó de red social, en la cual se le colganban mantas que anunciaban los mejores bailes en Salón La popular o Salón Las Vegas , un turno con gallina achotada en alguna comunidad, y hasta la venida del “Macho Carazo” Don Rodrigo Carazo Expresidente de la República, en la década de los 70’s.

Y como dice la canción de Antonio Aguilar ” ” Nada es Eterno en el Mundo ” haciendo alusión a nuestro Gigante de Acero , aún ya viejo, con su estructura corroída por el poco de mantenimiento que se le daba ,desde que la Compañía Bananera terminara su contrato con el Gobierno en agosto de 1988 , eso hacía pensar que una nueva estructura lo reemplazaría.

Se puede decir entonces , que en el año 2009 se iniciaban las obras del nuevo puente, y de alguna manera y como homenaje, se discute si era posible dejarlo como testigo fiel de toda una leyenda del pasado.
Pero aquella fatídica noche del 4 de noviembre del 2010 el destino tendría preparado otro capítulo, y el final del Gigante de Acero, el Puente.
La lluvias sin tregua , habían desbordado el río y los momentos más críticos se empezaban a vivir

Compártelo
Facebook
Twitter
WhatsApp

Notas Relacionadas